¿Qué datos comprueban las empresas de créditos y préstamos rápidos cuando reciben una solicitud?

Acceder a dinero inmediato es una ventaja a la que pueden acceder tanto particulares como empresas gracias a internet y los adelantos en la tecnología de la información.

Las empresas de crédito rápido y cualquier particular que ofrezca dinero en 24 horas sin papeleos y ofertas similares, colaboran directamente con otras empresas que se encargan de la protección, transmisión, seguridad, cifrado y verificación de la información personal que se intercambia entre los interesados: solicitantes y entidades. Las nuevas tecnologías facilitan que datos sensibles, personales e importantes sean estudiados y permanezcan accesibles solo a las partes autorizadas e interesadas, de manera rápida, confiable y segura.

Sin esta verificación de la información no sería posible que se obtuviese aprobación de solicitudes de crédito y préstamo en tiempos tan cortos, muchas veces en minutos, para que los solicitantes pudiesen disponer del dinero en los tiempos ofertados.

¿Pero cuáles son esos datos que estudian, analizan y comprueban las empresas que ofrecen financiación rápida online?

1. El Historial Crediticio o Historial de Crédito. El CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España) proporciona información sobre los créditos y préstamos vigentes al momento de la transacción. Esta información permite que se le asigne un perfil de riesgo al interesado, de acuerdo con los parámetros que designe cada empresa prestamista.

2. El Historial de Impagos. Los ficheros de morosidad e impagos a cargo de asociaciones como ASNEF o RAI suelen ser los más consultados. En estos listados pueden aparecer deudas pendientes no solo de préstamos concedidos anteriormente sino de impagos en empresas de servicio como gas, electricidad, entre otros y las deudas pendientes de tarjetas de crédito. Aunque la entidad que ofrezca el nuevo crédito y permita que el solicitante esté listado en este tipo de registros para aprobar la solicitud, la deuda total pendiente no puede ser mayor a 1.000€, aunque con muy pocas excepciones puede conseguirse empresas que permitan tener una deuda un poco mayor.

3. Capacidad de Endeudamiento. Como es natural, el prestamista necesita asegurarse de que el solicitante dispone de ingresos suficientes para poder pagar la deuda en el plazo que se le asigne. Para ello, lo más común es que soliciten una copia de la nómina salarial y un extracto de la cuenta bancaria. Algunas entidades suelen aceptar otros comprobantes de ingresos periódicos como pensiones, becas, prestación por desempleo, etc.

4. Situación Socioeconómica. Variables como el estado civil, edad, tipo de contrato laboral, número de personas a cargo, entre otros, son datos igualmente importantes para poder asignar el préstamo o crédito solicitado.

5. Verificación de datos personales. Con diversas tecnologías y estrategias, se comprueba la veracidad de los datos personales proporcionado para evitar al máximo los fraudes y suplantación de identidad.

Mientras menor sea la cantidad solicitada, los requisitos exigidos por la empresa prestamista disminuirán o serán menos estrictos. Existen incluso algunos productos financieros que ofrecen pequeñas cantidades en préstamo rápido, generalmente inferiores a 300€, sin ninguna demostración de ingresos. Generalmente para este tipo de préstamos, la tasa de interés es bastante más alta que en otros productos similares, ya que sólo con esto se compensa el riesgo total de la empresa de promocionar este tipo de producto, cuya finalidad es funcionar como gancho para atraer nuevos clientes.