La Guía Completa sobre Prestamos rapidos en España

¿Estás pasando por una dificultad económica y necesitas dinero lo más pronto posible? Los préstamos rápidos pueden ser la solución que estás buscando. Esta es una nueva clase de producto de crédito que nació gracias a Internet, y que tiene como propósito atender las necesidades urgentes de personas que simplemente no tienen tiempo de pedir préstamos en un banco.

Todos atravesamos en algún momento por un problema de dinero. Por suerte, en la actualidad es posible obtener préstamos rápidos. Sigue leyendo para saber exactamente en qué consisten y cómo puedes solicitar uno ahora mismo en España.

¿Qué son los prestamos rapidos?

prestamos rapidosLos préstamos rápidos son una clase de crédito que no ofrecen los bancos comerciales, sino empresas privadas que trabajan principalmente en Internet. Como quizás puedas adivinar, la característica más llamativa de estos préstamos es su increíble rapidez. En la mayoría de los casos, el proceso de aprobación toma como máximo 15 minutos, mientras que el desembolso no demora más de 24 horas.

En comparación, el proceso de aprobación en un banco comercial puede extenderse varios días e incluso llegar a tardar semanas. De igual forma, los desembolsos no son inmediatos y pueden demorar algunos días.

Si necesitas dinero cuanto antes para solucionar una urgencia, un banco no es la mejor opción para ti. En primer lugar, en esta clase de instituciones solicitan una larga lista de requisitos. Si logras conseguir toda la documentación requerida, el banco la revisará minuciosamente, en lo que puede tardar varios días. Por último, asumiendo que el banco apruebe tu préstamo, quizás tarde algunos días más para desembolsarlo a tu cuenta bancaria. Es un proceso largo, complejo y demorado.

Por otro lado, para solicitar un préstamo rápido todo lo que tienes que hacer es entrar a la página web de la empresa que selecciones, completar el formulario de solicitud virtual y enviar unos pocos documentos para comprobar tu identidad (una copia de tu DNI). ¡Eso es todo! En unas pocas horas, estarás recibiendo el dinero en tu cuenta bancaria.

Diferencias entre prestamos rapidos y tradicionales

Muchas personas no están familiarizadas con los créditos rápidos. Mira a continuación algunas de las diferencias más importantes entre esta clase de préstamos y los que normalmente puedes encontrar en un banco comercial:

Rapidez

La diferencia de trámites entre prestamos en 10 minutos en tu cuenta de bancos y rápidos es simplemente impresionante. Para solicitar un crédito de este último tipo no necesitas más que unos pocos minutos y ni siquiera tienes que salir de tu casa.

Por el contrario, para pedir un préstamo en un banco, debes prepararte para ir a una oficina y realizar una solicitud formal. Este trámite en sí puede demorar varias horas por culpa del tráfico y otras variables, y siempre existe la posibilidad de recibir una negativa.

En términos de trámites necesarios, tiempos de proceso y más, los minicreditos rapidos son considerablemente superiores.

Requisitos

Si alguna vez has visitado un banco para solicitar servicios financieros, conoces la enorme lista de requisitos que debes cumplir. Entre los documentos que debes conseguir están tu DNI, pruebas de ingreso (como recibos de nómina, declaraciones de impuestos, etc.), extractos bancarios, garantías y más.

Por otro lado, para solicitar un préstamo rápido solo tienes que presentar tu DNI. Opcionalmente, puedes mostrar otros documentos como una prueba de residencia e ingresos para acceder a mejores montos, plazos y tasas de interés.

Una gran ventaja de los prestamos rapidos es que no consultan el ASNEF. Incluso si tienes manchas en tu historial crediticio, podrás acceder a uno de estos préstamos sin mayores problemas. Si ese fuera el caso en un banco tradicional, estarías absolutamente impedido de solicitar un crédito.

Montos

Como mencionamos anteriormente, el propósito de los préstamos rápidos es atender una emergencia monetaria en el menor tiempo posible. Por tal motivo, los montos tienden a ser relativamente bajos, yendo usualmente desde 50 € hasta 1000 €.

Por otro lado, los bancos comerciales pueden otorgarte financiación para metas más grandes, por lo que los montos llegan a ser de varios miles de euros.

Si necesitas solucionar un problema cuanto antes, los microcreditos online son la mejor opción para ti. Por el contrario, si quieres alcanzar una meta importante, como comprar una casa o un coche, es recomendable que recurras a los servicios de los bancos.

Plazos

Otra diferencia importante entre los préstamos rápidos y los de los bancos tiene que ver con los plazos. En una institución financiera puedes conseguir plazos extensos de varios años. Esto se debe a que la principal estrategia de los bancos es cobrar tasas de interés durante el mayor tiempo posible. Así es como consiguen sus ganancias.

En el caso de los prestamos rapidos, tienes que pagarlos en su totalidad tan pronto como llegue la fecha de vencimiento, que por lo general no suele superar 1 mes. Se puede decir que estos créditos es como pedir dinero prestado a un familiar, ya que la empresa prestamista espera que reintegres la totalidad del capital, con sus correspondientes intereses, en un tiempo corto.

Tasas de interés

Por último, una diferencia crucial entre los minicreditos rapidos y los ofrecidos por los bancos tiene que ver con las tasas de interés. Este factor varía considerablemente según la institución financiera, aunque por lo general no pagarás tasas de interés superiores al 30% T.A.E.

Por su naturaleza, los préstamos rápidos tienen tasas más altas que pueden llegar a tener una T.A.E de 1915%. Parece exagerado, aunque vale la pena recordar que las empresas que ofrecen el servicio no revisan el ASNEF y entregan el dinero en tiempo récord, por lo que asumen un gran riesgo. Con el fin de mitigar el riesgo de impago, deben cobrar tasas de interés elevadas.

Cómo usar los prestamos online rápidos

Por sus características particulares, los prestamos rápidos tienen propósitos muy específicos que deberías respetar en todo momento. En general, tienes que recordar que este producto va destinado principalmente a solucionar emergencias monetarias.

Estos son algunos usos apropiados para los préstamos rápidos:

  • Pago de facturas de servicio próximas a vencerse
  • Pago de una matrícula de escuela
  • Pago de una cuota de una tarjeta de crédito o un préstamo en un banco
  • Compra de alimentos
  • Reparaciones urgentes (como las del coche, la tubería, el sistema eléctrico, etc.)
  • Cualquier otro evento en el que tengas que pagar dinero y no tengas tiempo de conseguirlo.

En contraste, estos son algunos usos indebidos de los préstamos rápidos:

  • Compra de hogar o coche
  • Vacaciones
  • Financiación completa de estudios profesionales
  • Cirugías
  • Bodas, fiestas o cualquier otro tipo de celebración
  • Inversiones

Los minicreditos rapidos tienen tasas de interés elevadas y plazos muy cortos. Por lo tanto, no son la opción ideal para financiar un gran proyecto. Si deseas adquirir una casa o un coche, o viajar a otro país, es recomendable que te acerques a un banco para conocer las opciones disponibles.

¿Qué pasa si no pago a tiempo un préstamo rápido?

Los prestamos online rápidos son muy fáciles de conseguir, por lo que muchas personas cometen el error de creer que no son importantes. Sin embargo, si no pagas estos créditos, experimentarás una serie de consecuencias negativas:

  • Intereses de mora: el prestamista empezará a cobrarte intereses de mora el día siguiente a la fecha de vencimiento del crédito que pueden ser de hasta 1% diarios. Cabe mencionar que estos intereses de mora se acumulan con los intereses comunes del crédito, por lo que la obligación crece considerablemente en muy poco tiempo.
  • Gestiones de cobro: aparte de cobrar intereses de mora, el prestamista realizará gestiones de cobranza como llamadas o visitas presenciales. Las visitas son cordiales en todo caso, ya que la empresa solo busca recuperar su dinero. Ten en cuenta que deberás pagar cargos por gestiones de cobranza.
  • Reporte al ASNEF: las empresas de préstamos rápidos no revisan las listas de morosos para otorgar créditos, aunque pueden hacer los reportes correspondientes si no realizas el pago. Una mancha en tu historial de ASNEF puede impedirte acceder a otros tipos de créditos más importantes.

Si se aproxima la fecha de vencimiento y crees que no puedes pagar tu préstamo rápido, contacta a la empresa para llegar a una solución. En la mayoría de los casos podrás llegar a un acuerdo de pago para cancelar tu obligación y no incurrir en intereses de mora ni cargos de cobranza.

Ten en cuenta que, por sus montos bajos, prácticamente es imposible que un juez embargue tus bienes para satisfacer la deuda. Aun así, muchos cobradores optan por amenazar a los clientes con demandas y embargos. No olvides que, aunque no pagues un préstamo, tienes derechos que en todo momento se deben respetar.

Cómo obtener un préstamo rápido en España en 4 pasos

prestamos onlineLas condiciones para acceder a creditos rapidos online en España son mejores que nunca. Gracias a la gran competencia en el sector, puedes encontrar varias empresas dispuestas a darte financiación. Estos son los pasos para acceder a un préstamo rápido en España:

1. Busca una empresa confiable

Las empresas de préstamos rápidos trabajan exclusivamente a través de Internet. No tienes que visitar ninguna oficina ni realizar trámites en persona, ya que puedes hacer todo el proceso en línea.

Para encontrar una empresa confiable que te otorgue minicreditos rapidos, busca en Google “microcreditos online en España”. De esa forma, aparecerán las distintas compañías que ofrecen el servicio en el país.

Antes de elegir una compañía, asegúrate de hacer la investigación correspondiente. Busca opiniones de otros usuarios y posibles denuncias a las autoridades. Si notas un historial de mal servicio constante, descarta a la empresa de inmediato y busca otras opciones. Recuerda que en España hay varias empresas que ofrecen el servicio, así que no debes conformarte con ninguna.

2. Realiza la solicitud online del crédito

El siguiente paso consiste en realizar la solicitud de tu préstamo través de Internet. Para tal fin, las empresas de préstamos rápidos ponen a disposición de sus clientes un formulario web donde debes ingresar: monto requerido, plazo, nombres y apellidos, medio de contacto y pruebas de ingreso (opcional). El proceso es totalmente virtual y puedes enviar la documentación a través de Internet.

Cuando la empresa reciba los documentos, analizará la información y aprobará o rechazará tu crédito en un plazo de apenas 15 minutos.

Si tu crédito es aprobado (lo cual ocurre en la gran mayoría de los casos), recibirás el desembolso en tu cuenta bancaria en las horas siguientes. Ten en cuenta que, si haces la solicitud en las últimas horas de la tarde o en la noche, recibirás el dinero al siguiente día hábil debido a que los bancos comerciales no están abiertos.

3. Paga el crédito a tiempo

Como mencionamos anteriormente, el no pago de un préstamo rápido puede tener consecuencias indeseables, como intereses de mora, gestiones de cobranza y reportes al ASNEF. Si quieres evitar estos problemas, paga a tiempo tu préstamo por los canales que determine el prestamista.

Pagar los préstamos rápidos es muy fácil. Muchos prestamistas simplemente realizan un débito automático de tu cuenta en la fecha del vencimiento, así que no debes hacer gestiones adicionales. Si este mecanismo no está disponible, es posible que debas realizar una transferencia bancaria al banco que determine el prestamista.

4. Accede a mejores condiciones

Luego de que un prestamista se percate de tu fiabilidad como cliente, te ofrecerá mejores condiciones para tus préstamos. Así podrás disfrutar de plazos más amplios, tasas de interés más bajas y montos más altos.

No olvides que, además de pagar a tiempo tus obligaciones, puedes proporcionar documentos que demuestren tu residencia e ingresos para que el prestamista te ofrezca mejores condiciones.

Pagar a tiempo tiene varios beneficios. Además de acceder a préstamos con términos más favorables, disfrutarás de buenas reseñas en la base de datos ASNEF. Las empresas de préstamos rápidos no solo tienen en cuenta la información negativa, sino también la positiva. Por lo tanto, si buscas mejorar o iniciar tu historial de crédito, los creditos rapidos online pueden ser una opción excelente.