5 Preguntas Clave Antes De Solicitar Dinero Online

La planificación en el gasto es indispensable. Sin embargo, muchas veces a pesar de llevar un presupuesto personal o familiar, los gastos imprevistos aparecen y no queda más alternativa que recurrir a un préstamo o crédito con la rapidez necesaria para solventar la situación.

La obtención de un crédito rápido puede parecer sencillo al contemplar la enorme oferta disponible en internet. Son muchas las ofertas que aparecen con una única búsqueda y las opciones son muy variadas. Desde minicréditos instantáneos y sin intereses, hasta préstamos rápidos online con ASNEF. Sí, así como se lee: con ASNEF. Es posible obtener crédito y dinero en préstamos rápidos online, aunque su nombre aparezca en los registros de impagos. Naturalmente, estos préstamos y créditos tienen algunas condiciones distintas y restricciones en relación a los demás productos.

En cualquier caso, no se debe olvidar que solicitar dinero en préstamo o crédito es una responsabilidad. El dinero que se recibe no es un dinero propio y debe devolverse con las condiciones, intereses y plazos que se hayan acordado.
Por esta razón, para establecer un endeudamiento responsable, es recomendable hacer un autorreflexión con las siguientes preguntas antes de tomar la decisión de solicitar el dinero en préstamo:

1. ¿Es realmente necesaria la operación que se piensa hacer con el dinero que se pida en préstamo o se puede esperar a ahorrar en efectivo para hacerla en otro momento?

Existen situaciones de compra compulsiva que pueden aplazarse cierto tiempo, por ejemplo, cambiar de teléfono móvil solo por gusto. En este caso, lo más recomendable es ahorrar para luego comprarlo al contado. Existen otras situaciones como las compras de la vuelta al colegio, que son imperativas de una época y no pueden esperar a hacerse más tarde. Para esta opción un crédito al consumo con el mismo establecimiento de venta suele ser la mejor opción.

2. ¿Cuánto se va a pagar en intereses y comisiones por el préstamo o crédito? ¿Cuánto dinero extra debo pagar a diferencia de si lo hiciera en efectivo?

Tener claras las condiciones de la operación es indispensable, de lo contrario se puede llegar a pagar mucho más de lo planificado inicialmente.

3. ¿Estoy seguro de poder permitirme el pago de las cuotas necesarias a fin de mes?

Esta pregunta es la base de la decisión. Si las cuentas no dan por ningún lado y es imposible hacer frente al pago de la operación que se va a realizar no se debe realizar la solicitud del préstamo.

4. ¿La transacción que estoy a punto de aprobar es la que me ofrece mejores condiciones?

Comparar productos similares en el mercado puede ahorrarnos mucho más dinero de lo que pensamos. Para esta acción los comparadores de préstamos y crédito online son la mejor alternativa.

5. ¿El interés que se aplica a la operación es variable o fijo? Si el mismo fuera variable ¿cómo se vería afectada mi cuota si la tasa aplicada cambiase?

Por esta razón, leer la letra pequeña de los contratos es indispensable. Para saber la variación posible a la que se puede someter la cuota del préstamo ante una subida de interés se puede consultar al departamento de atención al cliente de la empresa que hayamos elegido si no somos capaces de calcularlo nosotros mismos.