Quizás te has encontrado antes en esta situación. De repente, tu coche se avería y no tienes dinero para repararlo. ¡Y lo peor de todo es que lo necesitas urgentemente para trabajar! Tampoco conoces a nadie que te pueda prestar dinero cuanto antes. ¿Qué puedes hacer?

La respuesta está en los prestamos rapidos. Este es un producto de crédito ofrecido por empresas en línea que precisamente responde a esta clase de necesidades. Si tienes una urgencia monetaria, no recurras a un banco; mejor solicita un crédito rápido.

¿Qué son los prestamos rapidos?

prestamos rapidosLos préstamos rápidos son una clase de crédito diseñada especialmente para solucionar emergencias monetarias. A diferencia de otras clases de crédito (como para compra de casa, gastos personales, etc.), los préstamos rápidos no son ofrecidos por bancos, sino por empresas financieras que prestan sus servicios a través de Internet.

Estos préstamos tienen tasas de interés más altas y plazos más cortos que los créditos personales de los bancos. Por lo tanto, no son adecuados para comprar productos, hacer viajes ni ningún otro propósito que no sea urgente.

Sin embargo, por sus características, los créditos rápidos son perfectos para atender emergencias de dinero, como reparaciones del coche, pagos de facturas de servicios públicos, etc.

Creditos rapidos online vs. Préstamos de bancos

A continuación, encontrarás una breve comparación de las características más importantes de los prestamos rapidos y aquellos ofrecidos por los bancos:

Rapidez

Esta es la diferencia más importante entre ambas clases de crédito. El proceso de aprobación y desembolso en un banco puede tardar varios días (¡e incluso semanas!) dependiendo de la clase de crédito que solicites. Además, siempre es probable que recibas una negativa si el banco considera que no tienes la capacidad de pago suficiente para asumir una nueva obligación.

Por otro lado, los préstamos rápidos se aprueban en 15 minutos y se desembolsan en pocas horas. Estos créditos también son aprobados la gran mayoría de las veces, así que no tienes que preocuparte de recibir negativas.

Montos

Mientras en un banco puedes solicitar créditos que van desde 3.000 € hasta 75.000 €, los préstamos rápidos tienen montos más modestos que van solamente desde 50 € hasta 1.000 €. Eso los convierte en la solución perfecta para arreglar emergencias que no requieran de una gran suma de dinero.

Con el DNI y ASNEF

Las empresas de préstamos rápidos usualmente no revisan las bases de datos de morosos ni se molestan en solicitar una larga lista de requisitos. Solo con presentar tu DNI, es posible que recibas el desembolso del dinero. ¡Es así de fácil!

Por otro lado, si apareces en las listas de morosos o no tienes documentos que respalden tus ingresos mensuales, es poco probable que un banco acceda a otorgarte un crédito.

Tasas de interés

Las tasas de interés de los préstamos rápidos son considerablemente más altas que las de los créditos bancarios. Después de todo, los prestamistas asumen un gran riesgo al no comprobar las listas de morosos y aceptar solamente el DNI.

De igual forma, las altas tasas de interés son acordes a los montos bajos y los plazos cortos (que usualmente alcanzan como máximo 1 mes).

Cómo usar correctamente los creditos rapidos online

creditos rapidos onlinePor las características mencionadas anteriormente, los préstamos rápidos son apropiados únicamente para atender situaciones de emergencia. Estos son algunos usos correctos que puedes darles a estos créditos:

  • Pago de servicios públicos: es preferible que pagues las tasas de interés de un préstamo rápido a que las empresas de servicios públicos decidan suspender el flujo de energía, gas o agua.
  • Pago de matrículas educativas: las instituciones educativas suelen ser muy estrictas con sus fechas máximas de pago. Por lo tanto, si no tienes el dinero suficiente para pagar una matrícula y no quieres perder la oportunidad de estudiar, puedes recurrir a un préstamo rápido.
  • Emergencias médicas: si sufres un accidente que te impida trabajar durante algunos días, es probable que no logres conseguir el dinero suficiente para pagar tus gastos básicos. En este caso, puedes recurrir a un crédito rápido para cubrir rápidamente tus necesidades financieras.

Los préstamos rápidos son perfectos para solucionar emergencias de dinero. Sin embargo, muchas personas los usan con propósitos poco adecuados, como:

  • Compra de teléfonos móviles, tablets y electrodomésticos
  • Grandes fiestas y celebraciones
  • Viajes
  • Apuestas

Ten en cuenta que estos créditos tienen las tasas de interés más altas del mercado, por lo que son una opción de financiación costosa que no vale la pena usar en asuntos sin importancia. Si quieres comprar un teléfono, organizar una fiesta o viajar, es mejor que recurras a un banco tradicional y solicites un préstamo personal.

Cómo obtener un préstamo rápido en España en 3 pasos

Solicitar préstamos personales en España es realmente sencillo. Sigue estos pasos y muy pronto recibirás el desembolso en tu cuenta bancaria.

1. Encuentra una empresa de créditos rápidos

El primer paso (y el más importante) es buscar una empresa que otorgue créditos rápidos. Por suerte, puedes buscar en Internet: “empresas de créditos rápidos”, a lo que aparecerá una larga lista de resultados.

Antes de elegir una empresa, asegúrate de comprobar su historial de servicio con otros usuarios. Este paso es crucial para que evites compañías inescrupulosas que solo buscan robar tus datos para luego bombardearte con spam.

2. Realiza la solicitud del crédito por Internet

Una vez encuentres una empresa confiable, todo lo que debes hacer es ingresar al sitio web y realizar la solicitud del crédito por medio del formulario en la página. Este es un paso sencillo en el que solo tienes que especificar el monto que deseas y el plazo en el que quieres pagar.

Posteriormente, tienes que proporcionar algunos datos básicos como:

  • Nombres y apellidos
  • Edad
  • Copia de DNI
  • Cuenta bancaria

También puedes proporcionar otros documentos si quieres acceder a tasas de interés más bajas y montos más altos.

3. Recibe el dinero en tu cuenta bancaria

Las empresas de minicreditos rapidos tardan apenas 15 minutos en aprobar todas las solicitudes. Si tu crédito es aprobado (que es lo más probable), deberías recibir el dinero a más tardar al siguiente día hábil.

No te olvides de pagar el crédito en la fecha de vencimiento estipulada. De no hacerlo, te expondrás a altas tasas de interés por mora y recargos por cobro.